¿Cómo escoger la piscina ideal para exteriores?

Puede parecer que la piscina es un invento relativamente moderno, sin embargo no es así. Si nos fijamos en el termino Piscina como construcción artificial dedicada al baño, es más fácil entender que su origen viene de muy lejos, el pueblo romano nos dejó sus fantásticas Termas que utilizaban para este fin y que hoy son un reflejo del modo de vida de aquella época que nos ayuda a entender como vivían. Antiguamente el agua de las piscinas se saneaba con la ayuda de distintos tipos de peces que depuraban el agua de forma natural, de esta costumbre proviene el origen etimológico de la palabra.

Hoy en día no podríamos vivir sin una piscina que nos alivie del calor en verano o las curativas piscinas de los balnearios que nos relajan en cualquier época del año. Es por este motivo que han sufrido una importante evolución según el uso que vayamos a darle. Las innovaciones en el material y la fabricación, permiten  una mayor duración de los materiales con un mantenimiento mucho más sencillo.

Podemos hacer una clasificación de los tipos de piscina de una forma sencilla atendiendo a la frecuencia de uso y su resistencia. Según la misma, diferenciaremos entre piscinas flexibles, las que se montan y desmontan de forma más sencilla, ocupan menos espacio y tienen un uso esporádico, y piscinas rígidas, mucho más resistentes, con un montaje más complejo y de mayores dimensiones.

Las piscinas flexibles no necesitan depuradora o filtro para mantener el agua limpia ya que no suelen contener cantidades de agua importantes y son utilizadas por la comodidad y el tamaño, esto permite vaciarlas y volver a llenarlas según nuestras necesidades y de una forma mucho mas cómoda. Dentro de las piscinas flexibles podemos encontrar dos tipos:

  • Las piscinas infantiles inflables, fabricadas en PVC y sostenidas gracias al aire que introducimos en su interior. Especialmente diseñadas para cuidar la seguridad de los más pequeños, ya que tienen muy poca profundidad. Son resistentes, destinadas para un uso esporádico y tienen poca capacidad. Perfectas para que los niños más pequeños también puedan refrescarse y pasar un rato muy divertido. Según el espacio del que dispongamos para colocarla y el uso que queramos darle, dispondremos de una gran variedad de modelos en cuanto a medidas, desde las más pequeñas, redondas que miden 99 centímetros de diámetro, hasta las más grandes, rectangulares que miden más de 2 metros de largo.
  • Las Piscinas Fast Set son piscinas con una estructura más compleja, más resistentes y de mayor tamaño. Esta piscinas unen la comodidad de las inflables con la capacidad de las metálicas. Son piscinas fabricadas en PVC que incluyen hidrobomba, por lo que no es necesario vaciarla regularmente. Son perfectas para instalar en la época estival en el jardín y disfrutar de refrescantes baños al sol. Sin embargo se recomienda un uso máximo de 30 días de forma continuada ya que un uso mayor deterioraría el PVC debido a la presión continuada del agua. Los complementos disponibles (escaleras, cobertores, protectores de suelo) mejorarán su uso y nuestro disfrute, no siendo necesario renunciar a nuestros momentos de ocio aunque no dispongamos de espacio en el jardín para una piscina más grande o más sofisticada.

En el segundo grupo se encuentran las piscinas rígidas, su estructura más compleja permite que tengan mayor tamaño y pueden estar montadas todo el año. Poseen varias ventajas frente a la piscina de obra, la más importante es el presupuesto, muy inferior y el mantenimiento, mucho más sencillo. Este tipo de piscina es perfecto para jardines espaciosos sin necesidad de realizar una piscina de obra. En este grupo, podremos encontrar piscinas con una capacidad amplia (hasta 12 personas) y con medidas superiores a los 7 metros de largo. Los kits de mantenimiento y limpieza disponibles nos ayudarán a mantener nuestra piscina en las condiciones más óptimas y salubres. Si queremos controlar el estado del agua podremos utilizar una cómoda prueba realizada con unos sencillos tests de tiras que nos darán toda la información que necesita para conocer sus niveles de PH, cloro y bromo. Ahorrando tiempo y material.

  • Las piscinas rígidas pueden ser de chapa o de estructura metálica. Las piscinas de chapa son las más sencillas y pequeñas, suelen tener forma redonda u ovalada y sus paredes están fabricadas de metal o de PVC. Hasta 6 personas podrán disfrutar de un baño con total comodidad. Tienen capacidad para grandes cantidades de agua (hasta 16.000 litros) por eso es necesario que posean hidrobomba y filtros especiales para mantener la limpieza del agua sin necesidad de un mantenimiento extra. Sin ellas no sería posible que el agua se mantuviera en unas condiciones óptimas para disfrutar del baño. Su fácil montaje, posible sin la necesidad de herramientas, la convierten en una opción más sencilla y al alcance de cualquier usuario.
  • El último tipo de piscina del que podremos disfrutar en nuestro jardín sin necesidad de realizar una costosa obra son las piscinas de estructura metálica, las de mayor calidad y con un sistema estructural mucho más complejo y las que requieren mayor inversión económica. Estas piscinas son sostenidas por una robusta estructura de acero que es capaz de soportar el uso continuado en periodos de tiempo prolongado, así como el peso y la presión de muchos miles de litros de agua que debe contener. Dicha estructura está recubierta de varias capas de material altamente resistente e incluyen suelo de recubrimiento que ayudará a alargar la vida de la piscina a pesar del uso. Complementos como diferentes tipos de escaleras o sencillos toboganes, harán que los ratos en ella sean mucho más divertidos. En este tipo de piscinas es imprescindible el uso de una depuradora y requiere un mantenimiento regular de su potabilidad con tratamientos de cloro.

Con toda la información sobre los modelos disponibles en el mercado de piscinas sin obra, podremos decidir qué modelo se ajusta más a nuestro presupuesto, nuestro espacio y las necesidades que buscamos cubrir. Independientemente del espacio y el presupuesto que elijamos, la diversión y el entretenimiento están asegurados.